Más sobre la estimulación temprana

cerebroEstamos acostumbrados a guardar las cosas en diferentes recipientes y muchas veces tenemos problemas de espacio para meter todo aquello que queremos. Sin embargo, no somos conscientes que poseemos en nosotros mismos un recipiente mágico que nos permite guardar un sinfín de cosas.
Se trata del cerebro pues es el único recipiente que cuanto más ponemos más nos cabe.
Debemos tener en cuenta que si aprovechamos para aprender los primeros años de vida,en los que el cerebro está en su etapa de máximo crecimiento, puede sorprendernos cuan infinita es la capacidad de este órgano mágico.
Es una realidad que cuánto más sabemos, más capacidad tenemos para asumir nuevos conceptos y al mismo tiempo va creciendo el interés por aprender más y más.
Es por eso que un buen aprendizaje se convierte en un círculo vicioso con resultados excelentes.
Generalmente la persona que domina más de un idioma desarrolla una habilidad que le facilita la adquisión de nuevos idiomas. Del mismo modo, la persona que domina un instrumento puede acceder a tocar un nuevo instrumento con mayor facilidad que aquella que se está iniciando el campo de la música.
Teniendo en cuenta esta premisa no dudes en empezar a envolver a tu bebé con nuevos conocimientos pues no sólo le estás enseñando sino que además le estás regalando unas habilidades de aprendizaje para siempre.

Carmen Romero, psicóloga infantil, experta en estimulación temprana.