Más sobre la estimulación temprana

imageLas pinturas de dedos en la terraza es una buena actividad para las tardes de verano. Aprovecha para dejar a tu hijo con las pinturas y que experimente hasta la saciedad. Te recomiendo poner un papel craf en el suelo, abrir varios botes de pintura y sentar a tu hijo sin ropa para empezar la actividad. Puedes ofrecerle la posibilidad de pintar con pinceles, pequeños rodillos,trozos de esponjas, algodones, bastones de los oídos,… Se trata de dar color, hacer mezclas y mancharse sin pretensión de hacer ningún tipo de dibujo figurativo. Con esta actividad trabajaremos los colores, las texturas, la psicomotricidad fina y la estimulación táctil. Además, puedes acompañar la sesión con música y ayudar a tu peque a pintar siguiendo diferentes ritmos. Al acabar la actividad, cortaremos un trozo del papel decorado y lo dejaremos secar colgado de alguna pared importante de la casa para poder apreciar la obra de arte. Con un rotulador grueso pondremos su nombre!!!!!!
Carmen Romero (psicóloga, especialista en estimulación temprana)