Más sobre la estimulación temprana
IMG_8840

Desde el punto de vista del desarrollo intelectual os propongo dedicar diariamente un espacio de lectura para compartir con vuestro hijo. La lectura es una de las mayores actividades de estimulación.
Leyendo a nuestros hijos no solo potenciamos el hábito de la lectura y les abrimos una nueva fuente de conocimiento sino que además creamos un espacio donde reforzamos el vínculo afectivo. Compartimos conocimientos e intereses con nuestro pequeño y establecemos una relación de confianza.
Los primeros cuentos que solemos usar son de conceptos muy simples pero si queremos sacarles provecho debemos ser exigentes a la hora de elegir un libro para nuestro pequeño.
Hoy en día encontramos una gran diversidad de cuentos infantiles que nos pueden ser de gran ayuda a la hora de enseñar conceptos. Todos son pueden ser válidos si tenemos claro el objetivo que queremos alcanzar ( ampliar vocabulario, ampliar conocimiento sobre un tema concreto, o simplemente pasar un buen rato)
Por un lado los libros de hojas duras hacen su función, sin embargo suelen tener poco contenido. Estos libros son muy útiles para que el bebé lo pueda manipular él solo sin necesidad de nuestra ayuda. Es muy aconsejable tener este tipo de libros al alcance de tu hijo para que pueda disponer de ellos siempre que quiera.
Por otro lado los libros que explorarán con el adulto pueden ser de papel ya que nosotros supervisamos su utilización.
Para poder elegir el libro más adecuado debemos indagar sobre las preferencias del niño. Una vez elegido el tema buscaremos libros con imágenes claras y lo más reales posibles. Al mismo tiempo intentaremos que el texto nos aporte información a nosotros para poderla transmitir de la mejor manera posible y poder profundizar y ampliar su conocimiento sobre ese tema.
Os recomiendo también que escojáis un rincón de la casa como el el rincón de lectura. Debemos adecentarlo con buena iluminación y hacerlo lo más cómodo posible. De esta forma el niño apreciará el ritual de la lectura y poco a poco se hará autónomo en esta apasionante actividad.

Carmen Romero, psicóloga infantil, especialista en estimulación temprana.