Más sobre la estimulación temprana

Estimulacion para bebés En el aprendizaje cuando hay interés, hay éxito asegurado. Por eso los niños aprenden con tanta facilidad, porque tienen interés por todo lo que desconocen. Además existen las preferencias personales de cada niño, que debemos conocer para profundizar con nuestros pequeños y así aumentar sus conocimientos y su capacidad intelectual. Por ejemplo, si le gustan los perros, hablaremos de ellos, de las distintas razas, de sus cualidades, etc,…
Nadie conoce mejor a su bebé que una madre/padre para enseñarle lo que más le interesa y de la forma que más le gusta. Es por esto que los padres son los mejores maestros de sus bebés. Desde los orígenes de la educación, siempre fueron los padres los encargados de educar a sus hijos, pero poco a poco es algo que se ha ido delegando totalmente en la escuela. Por eso, deberíamos plantearnos hasta qué punto estamos haciendo lo correcto y si es necesario coger la riendas de la educación de nuestros niños.
Los primeros años de vida son de gran importancia en el desarrollo y el crecimiento intelectual. Debemos valorar la importancia de nuestro papel como padres y cómo podemos llegar a incidir en el potencial del bebé.
Para el bebé, no hay nada que quiera y que admire más que sus propios padres. Por eso, al enseñarle, tenemos la escucha y el interés asegurado. No pierdas esta oportunidad y enséñale a tu bebé desde el primer día.

Carmen Romero, psicóloga infantil, especialista en estimulación temprana.