Más sobre la estimulación temprana

mummy and her kidEstimular no es una actividad o herramienta sinó un estilo de vida, un estilo de educación. Educar con intención, intervenir para hacer crecer a nuestro pequeño y facilitarle las posibilidades de desarrollar todo su potencial.

Un buen programa de estimulación cuenta con una metodología que facilita el aprendizaje de los más peques. Las intervenciones son múltiples y a diario con el objetivo de potenciar el desarrollo de las capacidades del niño.

La estimulación favorece el desarrollo físico e intelectual pero además favorece la estabilidad emocional. Al trabajar con el pequeño creamos un espacio de complicidad en el que se comparten conocimientos, intereses y sentimientos que refuerzan el vínculo afectivo.

Cada niño necesita un programa personalizado que cubra los aspectos físicos y los intelectuales. Es muy importante que trabajemos con nuestros pequeños adaptándonos a su edad.

La estimulación requiere organizarse y planificar las actividades que queremos hacer con nuestros pequeños pero lo que es esencial es escuchar bien lo que nuestro hijo quiere aprender.

 

Carmen Romero, psicóloga infantil, experta en estimulación temprana